Scenes: Las doce pruebas de Astérix (Mannekempix)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

Me encanta ésta escena. Soy tan Obélix.

Ahora que soy un tipo asquerosamente atractivo, con un cuerpo esculpido a base de horas y horas de intenso ejercicio en el gimnasio, parece mentira que de pequeño fuera un niño gordito. Los niños gorditos son adorables. No hay nada más encantador que tener mofletes para que una tía o una abuela te agarren los carrillos con sus manos y te digan:

IMG_1675

“Éste niño cada día está más hermoso”.

Tú crees que hermoso es sinónimo de bonito, de guapo, de bueno. Pero esas señoras venerables te llamaban gordo a la cara. Ya no hay señoras como las de antes, que te llamaban cosas feas con tanto talento que te creías que te decían cosas bonitas.

Yo era un niño gordito y tengo dedos de niño ex-gordito, ergo tengo dedos hermosos.

Anuncios

Scenes: El Imperio contraataca (I am your father)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

La vi de pequeño.

Hay películas que se tienen que ver de peque. Eso es así.

De mayor también molan, sí. De hecho, ayer la volví a ver. Es una de esas pelis que me sé los diálogos de memoria, pero que me apetece ver siempre, una y otra vez.

Pero ésta peli y ésta escena cuando realmente lo flipas es cuando eres un crío y la ves por primera vez.

Y lo flipas mucho.

Porque cuando eres peque tus padres son Dioses. Lo saben todo, te cuidan, son buenos. Sí, te pegan una hostia de vez en cuando, pero es porque te has portado mal y lo sabes. Te la mereces. Lo que nunca esperas es que tu padre quiera dominar la galaxia contigo y llevarte al lado oscuro. Por eso la revelación de la identidad de Darth Vader funciona de manera tan potente cuando eres un niño. Porque un padre no es malo, por definición. A partir de ahí empiezas a preguntarte cosas sobre la vida, y George Lucas ya te ha jodido un poco la infancia, aunque sea con sables de luz.

images

Todo mola más si hay un sable de luz.

Hay veces que quiero volver a ser un niño para ver pelis así y dominar la galaxia junto a mi padre…

…porque el Lado Oscuro rules, daddy.

Scenes: El cartero siempre llama dos veces (El polvo en la cocina)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

Contiene varios elementos que hacen que pase directamente a la historia del cine:

Jessica Lange en todo su esplendor.

Jack Nicholson desatado.

-Una cocina.

-Y mucho deseo.

Dicen que es una de esas escenas en que en más de una ocasión los intérpretes no oían la palabra: ¡Corten! Y viéndola, no me extraña en absoluto. Como todas las grandes escenas de la historia del cine contiene una valiosa lección para la vida…

Pon un mesa en la cocina.

Scenes: Cinema Paradiso (El mejor clímax de la historia del cine)

Ésta es MI ESCENA FAVORITA, de una de mis pelis favoritas.

Ayer por la noche Lyona me avisó por Twitter que en La Sexta 3 daban Cinema Paradiso. Y ya me puse tierno. Recuerdo la última vez que la vimos en el cine que sus padres tienen en casa. Lloramos y nos dijimos el uno al otro: ya no podremos ver nunca más ésta película sin llorar. Y es verdad. El cine dentro del cine nos hace llorar.

Cinemaaustralia

Éste es el mejor sitio del mundo, después de la cama.

El buen cine es fácil. Elementos sencillos bien condimentados:

-La penumbra de una sala de proyección.

-Un hombre que mira la pantalla.

-Que mira al pasado.

-Con nostalgia.

-Besos.

-Besos que vencen a la censura.

Cine.

-Puro CINE.

-Y Ennio Morricone.

Si has disfrutado alguna vez del cine, es imposible no llorar con esta escena. No verás nada más bonito en tu vida…

…aunque todos esperamos que sí.

El mejor clímax de la historia del cine.

Dedicado a todos los que nos llevaron alguna vez al cine.

Scenes: The West Wing (Bible Lesson)

Ésta es MI ESCENA FAVORITA, de una de mis series favoritas.

Sólo por ésta escena ya vale la pena que se inventara la televisión. Para que lo entendáis: no importa que en Telecinco estén dando el Sálvame si a cambio, alguien en el mundo es capaz de crear la pieza que vais a ver a cambio.

Total, siempre puedes hacer zapping. Creo que la humanidad sale ganando.

Os paso uno en HD:

Nobody seats.

Y otro a menor calidad pero con subtítulos:

Sí, es el padre de Charlie Sheen, el de las putas y la farlopa.

Ya es la segunda escena de Aaron Sorkin de ésta sección, y seguro que no es la última. ¡Pero es que el cabrón es tan bueno!

Es una lastima que El Ala Oeste de la Casa Blanca se haya convertido en una serie de ciencia-ficción. No es que ella haya envejecido mal, es que el mundo ha envejecido mal, ya nadie se cree que pueda existir un líder político, carismático, inteligente y con la voluntad de servicio público de Josh Bartlett.

No cometáis el error de comparar la escena con el Debate sobre el Estado de la Nación.

Unknown-1

Sólo querréis una cosa: barbitúricos.

Scenes: The Dark Knight (Joker’s Magic pencil trick)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

No me canso de verla.

The Dark Knight es al cine de superhéroes lo que El Padrino II es al cine de mafiosos: su obra culmen. Y las dos tienen algo en común: los malos molan, los malos rules.

El Joker es la película. Tienes mi palabra.

images

“I am a man of my word”.

Hay un montón de literatura respecto a lo atrapado que se quedó Heath Ledger después de interpretar al personaje del payaso más loco de la historia del cine. De lo mucho que Jack Nicholson le advirtió que enganchaba el personaje. De las terribles y trágicas circunstancias que rodean su muerte, su enigmático diario de rodaje, y las palabras de sus compañeros de reparto emocionados en el recuerdo de su entrega en cuerpo y alma a la interpretación.

Buceando en internet encuentras muchos de los elementos que inspiraron a Ledger.

Unknown

Malcolm McDowell.

Y ahora flipad:

Tom Waits.

Cuando tengo un día flojo, salgo de la gripe o estoy deprimido, el Joker me parece un gran modelo de conducta: loco, psicópata y grunge.

images-1

“Why so serious?”

Scenes: The Wolf of Wall Street (I’m not fucking leaving)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

Es puro CINE.

CINE del de toda la vida.

Así que hazte un favor y busca un hueco en tu agenda y ve a una sala. Te garantizo que vale la pena. No vas a tener tiempo de tuitear, ni de consultar el whatsapp. Te vas a divertir como hace mucho tiempo que no te divertías en una sala de cine.

Porque “The Wolf of Wall Street” es puro CINE.

Lo que me flipa de ésta peli es las vueltas que da la vida. En 1990, Martin Scorsese dirige su indiscutible obra maestra:

images

Goodfellas/Uno de los Nuestros.

Que sirve de inspiración a David Chase para crear la mejor serie de la historia de tv:

Unknown

The Sopranos.

Terence Winter empieza a escribir en ella a partir de la segunda temporada y llega a ser productor ejecutivo.

images-1

La HBO…

…revoluciona la televisión con la ficción seriada gracias a dar refugio a las historias, los storytellers, los guionistas y los creadores, es decir, a todos aquellos que la industria del Cine ha dado la espalda.

En 2008, Terence Winter y Martin Scorsese se alían para producir:

Unknown-1

También emitida por la HBO.

Y ahora Martin Scorsese dirige “The Wolf of Wall Street” con guión de Terence Winter que bebe claramente de “Uno de los Nuestros”.

Todos aquellos que pronosticaban que el CINE estaba muerto tenían razón: lo estaba.

El CINE de verdad ha estado exiliado en la televisión, donde había sitio para lo único importante de éste medio: los personajes y las historias.

Scorsese y Winter nos lo han traído de vuelta. Que cunda el ejemplo.