Barbas

Esta mañana en la cola de la panadería había un chico con barba, pero no la necesitaba. Es decir, era un chico joven, delgado, de pómulos marcados y cuello de cisne. Era un chico fino, pura fibra y por tanto, no le correspondía todavía llevar barba.
La barba es para los gorditos, para los entrados en años, para los hombres que tienen acné o cicatrices producto de accidentes de tráfico. Las barbas, hay que decirlo ya bien alto, son para los que tenemos papada. Además, las barbas son un recurso limitado en el tiempo. En cuanto aparecen las canas, la ilusión óptica se desvanece y el efecto se pierde por completo. Nadie quiere parecerse a Papá Noel, todo el mundo se ve defraudado porque no llevas regalos.
Últimamente todo el mundo lleva barba, esta repetición tampoco ayuda. No todos necesitamos barba, Leo Messi quizás sí, pero Pablo Motos no, Pablo Motos sólo necesita leer libros.
Cuando ha llegado su turno, el chico ha comprado una barra de pan integral con semillas de posguerra, y entonces ya no he podido aguantar más y le he soltado por lo bajo:
-O compras pan blanco normal del que engorda, o te cortas la barba; pero las dos cosas no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s