La noche que me encontré con Monstruo Espagueti

La primera vez que vi a Monstruo Espagueti me pareció una colgada. Dicen que la primera impresión es la que cuenta y en este caso fue así: acerté.

12508722_10208695784178553_2622817152906766327_n

http://monstruoespagueti.com/

Fue en la presentación en Madrid del libro La vida es corta y luego te mueres que escribí en colaboración con Lyona. Yo no la conocía de nada, ni tampoco había leído nada suyo. Se acercó a regalarnos su libro con una actitud quizás “demasiado entusiasta”. Nos dijo que lo que hacíamos tenía cierta similitud de tono y que era posible que nos gustara. Como soy medio catalán de adopción y sé los pocos libros que en las editoriales entregan a los autores pensé que quizás aquel regalo era un dispendio excesivo, pero no le dije nada y lo acepté.

p-monstruo-espagueti

El caso es que devoré su libro de una tacada en el Ave a Barcelona. Al terminarlo, Anastasia ya no sólo me pareció una colgada, sino que me pareció una colgada brillante y extraordinariamente talentosa. Poco a poco, empecé a seguirla por sus redes sociales dónde cuelga sus historias, dibujos e ideas, y empezó a ocurrir algo que me ocurre muy pocas pocas veces: Monstruo Espagueti siempre daba en el clavo con un pensamiento o una idea acerca de un tema -que yo sabía que tenía dentro- pero que habría sido incapaz de expresar de una forma tan genial, original, divertida e irreverente.

Cuando encuentras a una artista así, que te da incluso hasta un poco de rabia por lo buena que es la hija de puta,no puedes más que seguirla, darle Me gustas, RT y corazones, y compartir todo lo que hace todo el rato.

10856665_1018503511501219_5646922010394757623_o_670

La noche que me encontré con Monstruo Espagueti había salido a cenar con unos amigos por el Raval. La vi en la calle Joaquim Costa y me acerqué a ella con quizás “excesivo entusiasmo”. De manera atropellada le dije que me encantaba lo que hacía y que me alegraba mucho de que le fueran bien las cosas y añadí: “soy un huge fan” (sí, lo dije así). Noté que la abordé un poco demasiado alterado, casi como si fuera un poco la clase de fan que interpreta Kathy Bates en Misery. Noté su incomodidad cuando farfulló algo así como: “ya, esto es lo que suele pasar en las redes sociales”.

Me sentí un poco bobo, porque sé que pensó: “mira este tío, menudo colgado”.

Después estuve reflexionando acerca de todo esto. Sigo a Monstruo Espagueti desde hace ya casi dos años y lo hago desde casa, en pijama, desde mi Macbook Pro, desde mi smartphone, en la intimidad de mi hogar… Es decir, para mí, lo que cuelga Anastasia en sus redes es importante, es bonito, me hace feliz, cada día se cuela en mi vida, en mi rutina, pero ella eso no lo sabe… Porque las redes sociales creemos que son multidireccionales, pero algunas veces son bidireccionales y casi siempre son unidireccionales.

Pensé que tenía que escribir sobre ello. Sobre lo que significa para nosotros el trabajo de algunos artistas y lo muy cerca y muy lejos que estamos los unos de los otros. No sé si tengo una opinión sobre todo esto, pero creo que merece una reflexión.

Estoy esperando que la dibuje Anastasia, seguro que será brillante.

PD: Le escribí a Anastasia pidiéndole permiso para escribir este texto; y aquí tenéis su respuesta.

1

2

3

 

Sólo tres cositas-XV

Primera cosita: Cuando Lyona y yo presentamos La vida es corta y luego te mueres en Madrid, se nos acercó esta chica:

hooola

Lyona quiso huir.

Pero yo la agarré del brazo y le dije al oído: “estamos juntos en esto, gallina”. Anastasia nos dijo lo mucho que le había gustado el libro y se presentó como la autora de Monstruo Espagueti y se ganó mi corazón forever and ever al regalarme su libro. Lo leí del tirón en el AVE de vuelta a Barcelona. Sí, es corto, pero el mío también lo es, y lo importante no es si es corto o no, lo importante es que está lleno de talento y de maravillas como esta:

BORREGO_670

O esta otra:

11412154_1102547109763525_919769484056012261_n_324

Y esta es una de mis preferidas:

prt_220x301_1424104251

Podéis seguir a Monstruo Espagueti en:

instagram.com/monstruo_espagueti/

facebook.com/MonstruoEspagueti.

Pero seguro que la haréis mucho más feliz si compráis…

Unknown

…su libraco.

Segunda cosita: Si no fuera por ti…

Gracias por continuar la cadena fucking loser.

Tercera cosita: Siempre me pasa lo mismo cuando subo en un ascensor: no sé dónde mirar. Cuando subo solo, me miro en el espejo y aprovecho para ver a mi padre, aunque últimamente me he dado cuenta de que también veo rasgos de mi abuelo, que a su vez se parece mucho a mi primo y empiezo a tener una sensación de múltiple personalidad bastante rara. Es por este motivo que soy de esa clase de hijos de puta personas que hace como que no te han visto y no te esperan para subir.

El otro día subí en un ascensor con un niño de unos 8 años. El cabrón fue muy rápido, no lo vi venir y no pude dejarlo atrás. Subió y se puso delante del panel de mando. Pensé que lo más emocionante de su día iba a ser apretar el botón del piso, así que me callé y no le dije lo que estaba pensando: “apártate de ahí que conduzco yo, chaval”. Me sentí bien, orgulloso de mi buena acción y le dejé llevarlo.

Y entonces ocurrió. Abrió la boca y preguntó:

-¿A qué piso va usted, señor?

SILENCIO TENSO. SILENCIO HANEKE.

Su mirada clavada en la mía. Segundos de tensión. Entonces, le metí un bofetón con la mano abierta y lo empujé fuera del ascensor. Mientras el puto crío lloraba sin entender nada, subí tranquilamente en el ascensor mirando mi rostro tan familiar en el espejo.

Es por esto que no puedo volver a tu casa. Ven tú a la mía. Te quiero.