Scenes: El cartero siempre llama dos veces (El polvo en la cocina)

Ésta es una de mis escenas favoritas, de una de mis pelis favoritas.

Contiene varios elementos que hacen que pase directamente a la historia del cine:

Jessica Lange en todo su esplendor.

Jack Nicholson desatado.

-Una cocina.

-Y mucho deseo.

Dicen que es una de esas escenas en que en más de una ocasión los intérpretes no oían la palabra: ¡Corten! Y viéndola, no me extraña en absoluto. Como todas las grandes escenas de la historia del cine contiene una valiosa lección para la vida…

Pon un mesa en la cocina.